Prensa

“Facebook te conoce mejor que tu madre”

Entrevista a Víctor Sampedro en el Diari de Tarragona realizada por Raúl Cosano con motivo de la presentación del libro Dietética Digital para adelgazar al Gran Hermano y el taller correspondiente realizado en la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona. El texto fue publicado originalmente el 13 de abril, se puede leer en el siguiente enlace, aunque a continuación os lo ofrecemos íntegramente.


Usted es profesor en la Juan Carlos I. ¿Qué ambiente se vive en torno al caso del máster? 
De depresión generalizada porque la devaluación del trabajo honesto que hacemos la inmensa mayoría de nosotros es evidente.

Hay peligro de desprestigio. 
Se mancha el nombre no sólo de la Rey Juan Carlos, sino de las universidades públicas. Con este escándalo se ve que la concepción de la universidad por parte de gran parte de miembros de la clase política es patrimonialista. Son instituciones que ellos crean no en el interés público sino en la promoción personal.

Otra cuestión de actualidad: el escándalo de la filtración de Facebook. ¿Le ha sorprendido?
No, es algo que está contemplado en mi libro. Facebook es ante todo una plataforma que recaba datos de sus usuarios. Con ellos hace experimentación para clientes ajustando y canalizando los mensajes a los grupos donde el impacto es mayor. Sus protocolos de seguridad no son muy estrictos.

¿Qué le han parecido las explicaciones de Zuckerberg?
En la comparecencia se revela que Zuckerberg ha sido un irresponsable, no ha cuidado de la privacidad de los datos de sus usuarios. No basta con pedir perdón. Tienen barra libre, es un ámbito no regulado y eso perjudica los intereses individuales y colectivos.

¿En qué sentido?
Los errores son de un alcance increíble: la participación de una potencia extranjera para dañar una candidatura, el uso ilegítimo de datos para afectar el voto de sectores de la población o la distribución de fakes. Es una alteración muy fuerte de procesos electorales y de la soberanía.

Parece que Zuckerberg no le ha convencido. 
Facebook ha aplazado la rendición de cuentas. No podemos seguir así. Zuckerberg conoce mejor a los senadores que le entrevistan que los senadores a las actividades de sus plataformas. La participación más interesante fue aquella en la que un senador le pregunta: ‘¿Podría usted compartir con nosotros el hotel donde durmió ayer?’. Obviamente, dijo que no. No quiere para él lo que es objeto de negocio con nosotros.

¿Por qué es conveniente una dieta digital?
Cada vez que nosotros interactuamos con un dispositivo digital, todas nuestras actividades y la información muy precisa y de muchísimas facetas de nuestra vida personal queda registrada en tiempo real y es objeto de monitorización y de tratamiento.

¿Dónde están los peligros?
En nuestro ocio usamos herramientas que creemos que son gratuitas. No es cierto. Perdemos autonomía y el control de la información. Nuestros comportamientos pueden ser anticipados. Se ve en el caso de Catalunya. Las promesas de que internet iba a facilitar la expresión directa de la voluntad popular se vieron frustradas el 1-O, cuando no pudimos acceder a un censo universal. Esto se logró contactando el gobierno de Madrid a las operadoras telefónicas que tenían esas aplicaciones.

En el libro usted dice: «Estamos vendidos». 
Si la gente usara software libre y abierto, es decir, no corporativo y que te permite ver lo que el programa y la máquina están haciendo sin tu consentimiento, uno descubriría que el 70% de las funciones del móvil no sirven a su interés propio sino a gandes compañías que viven de los datos.

¿Por dónde se empieza esa dieta digital que propone?
La gente no sabe que está trabajando para el Gran Hermano cuando pone las manos sobre un teclado. Quienes han diseñado las interfaces y los algoritmos que viralizan mensajes han empezado a alejar a su hijos de estas máquinas y de estas tecnologías. Han diseñado unos dispositivos que enganchan a la gente.

Para usted, las redes no tienen nada de sociales. 
Son mercantiles o industriales. Este software no intenta ponernos en contacto sino formar contactos para dirigir campañas publicitarias. Lo que nos parece gratuito nos acaba saliendo muy caro, tan caro como que celebras unas elecciones y las gana un payaso incompetente como es Donald Trump, utilizando Twitter como si fuera un César digital. Lo hace con ayuda de injerencia extranjera. Es una manera de socavar la democracia de forma profunda.

¿Hacia dónde hay que ir?
Hacia un uso de las redes que no sea para cazar consumidores. La industria digital debe ofrecer más cuotas de control a los usuarios. Google, Apple, Microsoft o Facebook son monopolios de facto.

Eso nos coarta la libertad. 
Es una situación de auténtica desprotección de las libertad individuales y de posible pérdida del libre albedrío. Hay un único objetivo: permanece empantallado todo el tiempo que puedas excepto cuando duermas… y cuando lo hagas ten el móvil, así sabremos cuáles son tus ciclos de sueño.

¿Hasta en eso nos vigilan?
Facebook te conoce mejor que tu madre y que tu pareja. Tinder sabe más de ti que todas tus parejas anteriores. Facebook y Tinder no quieren que te enamores porque cuando lo haces pasas menos tiempo delante de la pantalla y generas menos datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *