AplicacionesRecursos

Demetricator: para utilizar las redes de otro modo

Las notificaciones de las aplicaciones de redes ‘sociales’ son de color rojo por un motivo concreto. Es el color que más llama nuestra atención. Esto hace que nos cueste mucho resistirnos a ver de qué se trata. Más aún si va acompañada de un número que nos indica cuantas notificaciones tenemos. Cuanto más alto sea ese número más difícil nos resultará no entrar en su juego. Una vez entramos en la red social, hay números por todas partes que nos dicen cuántas veces se ha compartido un post, cuántos comentarios ha tenido, a cuánta gente le ha gustado, etcétera. Tienen una gran influencia a la hora de actuar en las redes, pues lo habitual antes de cualquier otra cosa es fijarnos en cuáles son esos números. De ellos depende que le dediquemos más o menos tiempo a un determinado post, que lo compartamos o que comentemos. Es la consecuencia de la totalización de la cuantificación que se extiende desde la economía hasta el ámbito de lo social, obsesionándonos por el crecimiento contínuo e ilimitado.

Por otra parte, cuando son publicaciones que hemos hecho nosotros, cada notificación, cada reacción, supone una descarga de dopamina. Esto no es casualidad. Los desarrolladores de estas aplicaciones las han diseñado así para hacerlas adictivas y acumular uno de los recursos más preciados hoy en día, nuestra atención. Así se reproduce la economía de la atención, en la que se mueven las plataformas digitales. Cuanta más atención les dediquemos, más datos obtienen de nosotros, y más dinero obtienen traficando con dichos datos a cambio de insertarnos publicidad micro-segmentada, o incluso propaganda política, como en el caso de Cambridge Analytica.

Ben Grosser, artista y profesor en la Universidad de Illinois, ha creado una solución para frenar esta vorágine cuantificadora que tanto nos está determinando. Ha desarrollado un plugin, tanto para Facebook como para Twitter, llamado ‘Demetricator‘. Al aplicarlo, cuando entramos en estas redes los números quedan ocultos, cambiando totalmente nuestra manera de relacionarnos en estos espacios virtuales. Su objetivo es pasar del enfoque cuantitativo dominante en el que nos encontramos, a uno más cualitativo, en el que nos fijemos en quién ha puesto qué por encima de cuánta gente ha interactuado en una determinada publicación. Como se expone en este artículo, estas redes ya experimentan con nosotros, así que por qué no hacer lo mismo nosotros con ellas.

Aquí podéis instalar esta aplicación para Facebook, y aquí en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *