Recetario

Plato 8 – Comida rápida, comida sana

Para esta receta escogemos un auténtico reality, pero con un contenido muy diferente del que nos tiene acosutumbrados la industria del espectáculo: el programa australiano Go Back To Where You Came From. Demostramos que se trata de un formato reprogramable, no necesariamente tóxico; sino al contrario, puede ser apetitoso y nutritivo a la vez. Pueden concienciar a la ciudadanía sobre cuestiones complejas y de gran calado. Abren debates donde vernos reflejados y descubrir a los otros, reconociendo nuestros intereses y los ajenos, pensando juntos cómo satisfacerlos contribuyendo al bienestar social.

Un grupo de ciudadanos australianos se embarca en un viaje hacia algunos de los sitios más peligrosos del planeta y de los que emigran muchas personas en busca de refugio. Cada participante tiene una opinión preestablecida sobre la migración. Hay quienes abogan por la acogida y quienes creen que hay que cerrar las fronteras para protegerse de la “invasión”. Expresan desde el buenismo altruista hasta el racismo explícito sin cortarse un pelo. El viaje de 25 días comienza visitando personas que ya han llegado a Australia. Les cuentan su situación y el motivo que les llevó a emigrar. Después, hacen el recorrido inverso en condiciones similares a los migrantes: soportan bombardeos, conviven en campos de refugiados, cruzan el océano en barcazas, sobreviven en un centro de detención…

Los “concursantes” comparten lugares e idénticas condiciones que los migrantes, partiendo de su punto de origen. Allí conocen a los familiares y amigos que dejaron atrás. Go Back pone a prueba los prejuicios e invita a reflexionar sobre la experiencia que supone emigrar. La McTele de calidad proporciona experiencias humanas y compartidas. Propone que participantes y espectadores las contrasten entre sí y con los suyos. El objetivo último reside en que mantengamos un diálogo plural, basado en información veraz y el reconocimiento del otro, que nos incluya a todos y todas.

Una tapa

La principal propuesta del Recetario es la reprogramación de los formatos televisivos y las plataformas digitales. Queremos reorientar las identidades y los valores que promueven. Pretendemos sustituir el individualismo, la autopromoción y la competencia por la empatía, la solidaridad y la cooperación. Los protagonistas de Go Back completan su vivencia con el resto de participantes y personas que conocen durante el viaje. Así obtienen una perspectiva global del conjunto de la sociedad australiana y de los países afectados por las migraciones. Apenas conocemos a los conciudadanos que piensan de modo diferente y no sabemos nada de quienes llegan a nuestras fronteras o mueren antes de lograrlo. Go Back genera información de primera mano, contextualizada y contrastada con los expertos. Emplea la tecnología con propósitos contrarios a las celebridades digitales que siembran xenofobia con un falso populismo.

Donald Trump forjó su personaje público protagonizando el reality del que ya hemos hablado varias veces (The Apprentice). Promovía la sumisión al jefe y normalizaba la precariedad laboral. En cambio, se postuló como el Presidente defensor de los trabajadores. En lugar de hacerlo, criminaliza a los migrantes y fomenta el racismo. En lugar de empleo crea supremacía racial. Se nos ocurren pocos recursos más acertados que Go Back para frenar la deriva autoritaria y xenófoba que promueven personajes como él. Trump ganó las elecciones casi un año después de la temporada 3 (2015) de Go Back. Una pena que no se hubiese proyectado en EE.UU.

Deja un comentario